Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Retinopatía diabética y ceguera

• El doctor Chipont advierte que la retinopatía diabética puede no presentar síntomas en su inicio pero también puede desembocar en ceguera. De ahí, la importancia de efectuar revisiones periódicas



La diabetes es una enfermedad crónica. Se produce porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que necesita el organismo. Para comprender el problema que este hecho genera en el cuerpo humano, hay que entender que la insulina es la hormona que produce el páncreas y su función esencial es mantener estables los valores de glucosa en sangre.

La diabetes eleva los valores de azúcar en sangre por encima de lo que sería aconsejable. Ese exceso de azúcar produce diferentes daños en el organismo. Una de las partes afectadas pueden ser los pequeños vasos sanguíneos de la retina, en el interior del ojo.

 

¿Cómo afecta la diabetes a la visión?

El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante doctor Enrique Chipont explica que cuando los vasos sanguíneos de la retina se ven afectados por la diabetes se produce la llamada retinopatía diabética, cuyas complicaciones pueden provocar graves problemas de visión”.

“Hay que subrayar que la diabetes no produce necesariamente la pérdida visión. Una parte importante de la prevención consiste en controlar la diabetes”, destaca el doctor Chipont.

A corto plazo -destaca el doctor Chipont- un cambio del nivel de glucosa puede provocar la hinchazón de los tejidos de los ojos y, en consecuencia, generar visión borrosa. Normalmente, estos problemas se corrigen cuando la glucosa vuelve a los niveles normales”.

“Sin embargo -agrega el doctor Chipont- si el nivel de glucosa está alto y no desciende puede provocar daños en los vasos sanguíneos de la zona posterior de los ojos y originar una retinopatía diabética.

 

¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética puede no presentar síntomas inicialmente. “Por ello -subraya el doctor Chipont- toma especial importancia tanto el control de la enfermedad como las revisiones periódicas”.

 

6 síntomas asociados a la retinopatía diabética (si los tienes, acude al oftalmólogo)

  • Visión borrosa
  • Visión variable
  • Visión de colores alterada
  • Zonas de la visión oscuras
  • Pérdida de la visión
  • Moscas volantes

 

¿Cómo evoluciona una retinopatía diabética?

El doctor Chipont explica que:

“Las venas y arterias de la retina comienzan a obstruirse. Esa obstrucción genera una falta de riego sanguíneo (isquemia) y la consiguiente inflamación en la mácula, que es la parte de la retina encargada de la visión central (la que capta los detalles)”. “El paciente -agrega el doctor Chipont- pierde visión y comienza a percibir los objetos deformados”.

 

¿Cómo se diagnostica la retinopatía diabética?

El doctor Chipont sostiene que “para el correcto diagnóstico de la retinopatía diabética es fundamental efectuar una exploración de fondo de ojo”.

“Debemos tener en cuenta -añade el doctor Chipont- que los cambios de nivel de azúcar en una persona afectada por la diabetes pueden generar visión borrosa o cambios de enfoque, síntomas que no deben confundirse con la retinopatía diabética”.

“Lo correcto para una persona que padece diabetes es someterse a un examen ocular con exploración del fondo de ojo al menos una vez al año”, explica el doctor Chipont.

En el caso de las embarazadas, “hay que pensar que la retinopatía diabética es susceptible de empeorar durante el embarazo. De ahí, que sea aconsejable acentuar el ritmo y profundidad de las revisiones en este caso”.

Además -agrega el doctor Chipont- “mi consejo es ponerse de inmediato en contacto con el oftalmólogo en caso de cambios inesperados en la visión o bien en el caso de que notemos que la visión se vuelve borrosa”.

 

¿Qué complicaciones puede acarrear la retinopatía diabética?

1. Hemorragias en el vítreo: hemorragia en la cavidad del ojo que contiene el humor (líquido) vítreo.

2. Desprendimiento de retina traccional. La isquemia de la que hemos hablado, puede inducir la liberación de sustancias que terminan por formar vasos sanguíneos anormales en la retina (neovasos). Esos vasos sanguíneos se acompañan de tejido fibroso y forman membranas fibrovasculares. Esas membranas sufren las tracciones del movimiento del vítreo y terminan por originar lo que denominamos desprendimiento de retina traccional.

3. Glaucoma neovascular. Se produce a consecuencia de la isquemia, que estimula la creación de nuevos vasos sanguíneos para oxigenar la retina.

4. Pérdida de la visión. Tanto la retinopatía diabética como el glaucoma pueden provocar la pérdida completa de la visión.

En el caso de la hemorragia en el vítreo y el desprendimiento de retina traccional, la solución siempre es quirúrgica, mientras que con glaucoma neovascular utilizaremos el tratamiento láser.

 

¿Quiénes corren mayor riesgo de padecer una retinopatía diabética?

  • Personas con deficiente control del azúcar en la sangre
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con presión arterial alta
  • Personas con niveles elevados de grasa
  • Personas con presión arterial alta y a la vez niveles elevados de grasa
  • Fumadores

 

¿Puede la retinopatía diabética producir ceguera?

El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica destaca que “la retinopatía diabética no suele ofrecer síntomas tempranos de su presencia. Por ello, es posible que cuando el problema aflore claramente sea ya demasiado tarde. En consecuencia, lo aconsejable es someterse, al menos, a un reconocimiento anual con exploración de fondo de ojo”.

 

¿Existe solución para la retinopatía diabética?

El tratamiento principal frente a la retinopatía diabética es la fotocoagulación laser, y sus complicaciones requieren tratamiento quirúrgico. Por tanto, implica someterse a una intervención en quirófano. Las opciones son:

Cirugía del ojo con láser. Se denomina fotocoagulación y su objetivo es evitar que los vasos presenten filtración. También, se utiliza para reducir el tamaño de los vasos anormales.

Este procedimiento puede complementarse con la inyección de sustancias que reducen la inflamación o el crecimiento de estos vasos.

En casos más avanzados con hemorragias internas y desprendimiento de retina, se utiliza la cirugía mediante vitrectomía, en la que se trata de sustituir el gel vítreo por una solución salina. Este tipo de cirugía se realiza con una incisión pequeña en el ojo. Después, se quita el gel vítreo y se reemplaza por una solución salina.

Tanto la cirugía del ojo con láser como la vitrectomía son efectivos para reducir la pérdida de visión, si bien “hay que continuar manteniendo la atención porque la diabetes puede ofrecer nuevas sorpresas si no se controla adecuadamente”.

 

Otras enfermedades asociadas a la diabetes que pueden crear problemas de visión

Edema macular diabético. La mácula es la parte de la retina necesaria para ver en detalle. La diabetes produce que se hinche la mácula y esa hinchazón, a causa de la diabetes, se conoce como edema macular diabético y puede generar pérdida parcial de visión o incluso ceguera.

Glaucoma. La diabetes aumenta exponencialmente las probabilidades de tener glaucoma. Puede originar pérdida de visión y ceguera.

Cataratas. Las cataratas surgen a consecuencia de la opacidad en el cristalino del ojo. Los pacientes de diabetes son especialmente propensos a sufrir de cataratas. Las cataratas están asociadas a la edad, pero en el caso de los pacientes diabéticos pueden emerger a edades más tempranas, tal vez a consecuencia de la sobreacumulación de glucosa en el cristalino.

 

¿Cómo prevenir los problemas oculares a causa de la diabetes?

El doctor Chipont sostiene que “las personas afectada por diabetes tienen que tomar algunas precauciones, como medida de prevención:

·       Controlar los niveles de azúcar en sangre

·       Controlar la presión arterial

·       Controlar los niveles de colesterol

·       Si es fumador/a, dejar de fumar

 

¿Por qué el tabaco agrava la diabetes?

El doctor Chipont subraya que “dejar de fumar es siempre positivo para prevenir enfermedades, ayudar a su sanación y evitar posibles problemas de salud”. “Los efectos del tabaco causan problemas en diferentes patologías oculares y, por supuesto, en aquellas relacionadas con la diabetes”.

En el caso de la diabetes, la nicotina del tabaco aumenta el nivel de glucosa en sangre y aumenta los niveles de  hormonas que incrementan la resistencia del cuerpo a la insulina.

 

Los consejos del doctor Chipont

El doctor Enrique Chipont destaca especialmente “la importancia de las revisiones a la hora de prevenir, diagnosticar, tratar y solucionar las patologías oculares”. “En el caso de la diabetes, la prevención es muy importante, porque si no somos precavidos y estamos atentos, podemos encontrarnos con una retinopatía diabética y una pérdida importante de visión”.

“Las mujeres embarazadas deben efectuar también revisiones mientras dure el periodo de gestación, porque ellas se encuentran entre los grupos de personas que potencialmente pueden padecer una diabetes y, también, una retinopatía diabética”.

Una diabetes bien controlada a nivel médico, con revisiones en los momentos adecuados y una atención permanente -explica el doctor Enrique Chipont- no causará nunca los mismos problemas ni de la misma intensidad que aquellas otras diabetes sobre las que no se ofrece la atención adecuada.

 

¿Es segura la cirugía en tiempos de Covid?

El doctor Chipont explica que “cualquier patología ocular que tenga asociado el uso de quirófano actualmente es segura y cuenta con todas las medidas de higiene, seguridad y asepsia. En el caso de Oftálica, contamos con quirófano propio para las intervenciones quirúrgicas de nuestros pacientes”.

“Además -añade- en Oftálica exigimos a todos nuestros pacientes el uso de mascarillas, les tomamos la temperatura, realizamos el test y utilizamos gel hidroalcohólico para garantizar la máxima desinfección y limpieza”.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita