Miopía

¿Qué es la Miopía?

Un paciente tiene miopía cuando su ojo no refracta la luz adecuadamente y, como consecuencia, no ve las imágenes con claridad.

Cuando existe una miopía, los objetos cercanos se ven claramente, pero los objetos lejanos los percibe borrosos. Esto se debe a que el ojo enfoca las imágenes delante de la retina en lugar de hacerlo sobre la retina.

La miopía provoca déficit de agudeza visual y puede llevar a padecer dolores de cabeza, estrabismo, incomodidad visual e irritación del ojo.

La miopía se puede desarrollar en la infancia, entre los 6 y 8 años de edad, y suele estabilizarse sobre los 18 años.

Síntomas

El inicio de la miopía tiene lugar durante la infancia y culmina en la edad adulta. Sus síntomas puede incluir dolores de cabeza, cansancio en la vista, momentos de forzar la vista para ver bien y problemas a la hora de enfocar objetos lejanos.

En los niños suele manifestarse por:

  • Tener dificultad a la hora de ver lo que hay escrito en la pizarra
  • Leer con el libro cerca
  • Sentarse cerca de pantallas

Tratamiento indicado

La miopía se puede corregir mediante la técnica de cirugía refractiva o técnica Lasik. Esta cirugía con láser modifica la forma de la córnea para devolver al paciente la visión correcta.

En otros casos, los profesionales utilizarán otras técnicas quirúrgicas, como son el implante de lentes intraoculares, que consiste en la colocación de una lente en el ojo sin sustituir el cristalino natural.

También, la forma más sencilla de corregir la miopía es a través de las gafas y/o lentillas. 

 

Resultados

El tratamiento para corregir la miopía a través de cirugía elimina el uso de gafas y lentes de contacto de forma definitiva.

De esta forma, se consigue corregir la vista y enfocar de forma correcta las imágenes que nos entran por los ojos.

 

Especialistas

Doctor Belda oftalmólogo en Alicante
Dr. Enrique Chipont
Solicita más información sobre esta especialidad
Elige tu idioma

Nuestras especialidades

Astigmatismo
Operación de Cataratas
Hipermetropía
Degeneración macular
Diabetes ocular
Obstrucción lagrimal
Estrabismo
Glaucoma
Ambliopía
Miopía
Presbicia