Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presbicia: año nuevo, vista nueva

Eel doctor Chipont explica qué es la presbicia, cuáles son sus síntomas y su tratamiento



Presbicia o vista cansada. Es un problema visual que afecta a 9 de cada 10 personas a partir de los 45 años. Está causado por la pérdida de elasticidad del cristalino del ojo a consecuencia del envejecimiento. Con la presbicia, empeora la visión cercana.

A medida que nos hacemos mayores, notamos una mayor dificultad para enfocar correctamente en distancias cortas. Y, también, notamos esa dificultad cuando cambiamos nuestro plano de visión de una distancia media o larga a otra, más corta.

De repente, ya no es suficiente la iluminación que utilizamos. No alcanzamos a ver de un modo correcto las letras en el whatsApp o del ordenador. Y nuestro gesto habitual de lectura se altera. Entrecerramos los ojos para incrementar nuestra capacidad a la hora de fijarnos en esas letras. A ese defecto refractivo se le conoce como presbicia o vista cansada.

El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante, doctor Enrique Chipont, sostiene que la presbicia puede alterar nuestros hábitos y llevarnos a dejar de realizar actividades que eran habituales hasta que la aparición de los primeros síntomas. Por ejemplo, reducimos sensiblemente el tiempo dedicado a la lectura. Sencillamente, porque nos cansamos de efectuar un sobresfuerzo para fijar nuestra visión. El cansancio que produce ese sobresfuerzo es lo que denominamos fatiga visual.

En ocasiones, esa fatiga visual produce dolor de cabeza y nos genera lagrimeo y ojos rojos. Los ojos pueden llegar a escocernos o picarnos. Otro síntoma compatible con la presbicia es la dificultad para fijar nuestra visión en objetos cercanos, que nos lleva a entrecerrar los ojos para ver mejor de cerca o bien a alejar ese libro que estamos leyendo para que la adaptación del cristalino al nuevo plano de visión sea más rápida. También, es posible notar que las letras de un texto nos bailan o que nuestra visión se vuelve borrosa. Todos estos síntomas se han acentuado en los últimos tiempos. La situación pandémica ha obligado a muchas personas a centrar su actividad laboral a través del teletrabajo, donde los síntomas se han hecho más patentes por la necesidad de pasar muchas horas delante del ordenador.

“La presbicia -explica el doctor Chipont- no se puede prevenir. No existe un tratamiento preventivo. Pero sí existe un tratamiento curativo”. Y ese tratamiento es quirúrgico. La cirugía de presbicia dura apenas 15 minutos. No requiere hospitalización y se utiliza anestesia local. El paciente entra y sale del quirófano por su propio pie.

El cirujano sustituye el cristalino natural del ojo por una lente intraocular. Existen tres tipos de lente intraocular:

  • Lente monofocal: mejora la visión lejana.
  • Lente bifocal: mejora la visión cercana y lejana.
  • Lente trifocal: mejora la visión cercana, media y lejana. Si nos decidimos por esta última, no sólo habremos acabado con la presbicia, sino que además diremos adiós a las gafas.

En el momento actual, la cirugía de presbicia supone también decir adiós al incómodo vaho que produce en nuestras lentes el imprescindible y necesario, y por ello exigido, por las autoridades sanitarias, uso de la mascarilla, que actualmente debemos utilizar tanto en interiores como en exteriores.

La cirugía de presbicia nos proporciona vista nueva en un nuevo año. Para ello, el quirófano de Oftálica cuenta con las máximas medidas de higiene, limpieza y desinfección. El quirófano es un espacio seguro, como lo es todo el entorno de Oftálica, donde se siguen cada día todas y cada una de las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Oftálica se mantiene abierta incluso durante los días lectivos de la Navidad. Al objeto de prestar la máxima atención a sus pacientes a través de sus experimentados equipos médicos, de optometría y de enfermería y auxiliares: “Creemos que en un tiempo tan complicado como el actual es prioritario ofrecer el mejor y más constante servicio al paciente. Ofrecer soluciones a sus problemas, entre los que uno de los más habituales es la presbicia, una de nuestras especialidades”, subraya el doctor Chipont.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita