Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Olvida la miopía con el implante de Lentes ICL

• El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica, doctor Enrique Chipont, destaca que las Lentes ICL constituyen la alternativa perfecta para los pacientes que no son aptos a la cirugía refractiva



Aquellos pacientes oftalmológicos que padecen miopía, hipermetropía o astigmatismo, buscan una solución definitiva a su problema ocular. En este sentido, la técnica de lentes intraoculares (ICL) es una de las más utilizadas para corregir la miopía. Y, también, se usa como elemento corrector de otras patologías visuales, como la hipermetropía o el astigmatismo. La gran ventaja de las lentes ICL o lentes intraoculares radica esencialmente en que con las lentes ICL podemos eliminar para siempre las gafas y/o lentillas.

¿Para qué sirven las lentes intraoculares?

El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica, Doctor Enrique Chipont, subraya que “cuando centramos la atención visual en un objeto, el cristalino del ojo enfoca la imagen, que se forma en la retina”.

Sin embargo -agrega el doctor Chipont- “en las personas que sufren de miopía, el ojo es mayor de lo normal. En consecuencia, la imagen no se enfoca en la retina y percibimos el objeto de un modo borroso”.

“En quienes padecen de hipermetropía -concluye el doctor- el ojo es de menor tamaño al normal y la imagen no se forma correctamente en la retina”.

“Hasta hace unos años, la solución en ambos casos consistía en equilibrar el defecto refractivo mediante la colocación de una lente externa al ojo. Ya fuera esta gafa o lentilla. Sin embargo, hoy la solución es quirúrgica: se trata de la implantación de Lentes ICL”, afirma el especialista.

“A día de hoy, las Lentes ICL constituyen la alternativa idónea para aquellos pacientes que por sus características no son aptos a la cirugía refractiva”.

¿Cuándo implantar unas lentes ICL?

“Uno de los procedimientos utilizados -señala el doctor Chipont- es el de las técnicas láser. Con estas técnicas, quitamos tejido corneal para corregir el defecto refractivo. Ya sea este derivado de miopía, hipermetropía o astigmatismo. Pero en determinados casos, muy habituales, el método láser no resulta el más adecuado”.

En esos casos, el método adecuado es la implantación de una Lente ICL o Lente Intraocular.

¿En qué casos está indicada la implantación de lentes ICL?

  • Pacientes con defectos refractivos medios-altos (miopía, hipermetropía, astigmatismo)
  • Córneas finas
  • Ojo seco

Las 6 ventajas las Lentes ICL que sólo encontrarás en ellas.

  1. Cada lente ICL está diseñada para cada paciente concreto
  2. Es flexible y suave
  3. La lente ICL muy pequeña
  4. Es reversible
  5. Permite corregir la miopía a partir de 4-5 dioptrías, donde el láser normalmente no llega
  6. La Lente ICL encuentra especialmente indicada en pacientes con defectos refractivos medios-altos, en córneas ‘finas’ y en ojo seco.

7 características de las Lentes ICL que debes conocer

  1. Las Lentes ICL se implantan a través de una diminuta incisión de 1,5 milímetros 
  2. Normalmente, no precisa sutura.
  1. La técnica quirúrgica es mínimamente invasiva
  2. Se implanta entre el iris y el cristalino.
  1. prácticamente inmediata
  2. La Lente ICL fabricada de material biocompatible con una base de colágeno
  1. No afecta a la anatomía del ojo

El doctor Chipont explica que “el implante de lentes ICL es una cirugía reversible. No afecta a las características de la anatomía del ojo”. Y destaca que “a diferencia de la lente de contacto o la lentilla, la lente ICL es definitiva y va dentro del ojo”.

La Lente ICL permite corregir altas miopías con una técnica muy segura, muy eficiente y con recuperación prácticamente inmediata, que no supera los 15 minutos”.

El doctor añade que “existe una lente ICL para cada paciente. Este es un detalle importante. Esta personalización hace que la visión del paciente, tras la implantación de la lente, sea muy buena. Y que la recuperación sea muy rápida”.

Algunos de los beneficios que tiene la implantación de Lentes ICL

  1. La implantación de Lentes ICL puede solucionar en una sola intervención astigmatismo y la miopía o hipermetropía.
  2. Puede ser plegada e inyectada sin dolor.
  3. Una vez inyectada se despliega y se acomoda en su posición.
  4. La lente puede permanecer indefinidamente en el ojo.
  5. .
  6. Proporciona una muy buena calidad de visión
  7. El grado de satisfacción del paciente es muy alto.

¿En qué se diferencia la Lente ICL de las lentillas y las lentes fáquicas?

Las Lentes ICL se diferencian de las lentillas y las lentes fáquicas por el lugar donde se encuentran en el ojo:

  • La lente ICL está dentro del ojo 
  • Las lentillas se ubican en la superficie del ojo
  • por delante.
  • Otra diferencia estriba en que la lente ICL es invisible.
  • . Los demás, no notarán nada.

El doctor Enrique Chipont destaca que las Lentes ICL están indicadas para pacientes con córneas finas, pupilas grandes u ojo seco. Pero lo más importante es que corrigen defectos refractivos por encima de las limitaciones que presenta el tratamiento con láser”.

¿Qué diferencia existe entre la cirugía de cataratas y la implantación de Lentes ICL?

El doctor Chipont explica que “se trata de dos tipos de cirugía que suelen asociarse en el pensamiento común. Sin embargo, cuando efectuamos una cirugía de cataratas, retiramos el cristalino natural, mientras que con las Lentes ICL nos limitamos a efectuar una implantación de Lente, simplemente. La Lente ICL no modifica la estructura del ojo. Al contrario de lo que ocurre cuando utilizamos el tratamiento láser”.

¿Para quiénes está especialmente indicada la implantación de Lentes ICL?

“A día de hoy -subraya el doctor Chipont- las Lentes ICL son de uso común, porque son cómodas, mejoran la visión y eliminan el problema con que llegamos a la consulta. Sobre todo, para aquellos que desarrollan tareas técnicas en las que es especialmente importante fijar la vista y agudizar la visión”.

“Sin embargo, siguen existiendo determinados grupos como los deportistas o las personas que trabajan en el ámbito de las emergencias (bomberos, policías…) para quienes supone especialmente una solución definitiva para su salud ocular debido al tipo de profesión que desarrollan”, concluye.

¿Es un buen momento para implantarme Lentes ICL?

El doctor Chipont destaca que “actualmente, las clínicas oftalmológicas hemos desarrollado un entorno seguro en el que los pacientes se sienten tranquilos, siguiendo de un modo preciso las indicaciones tanto del Ministerio como de la Conselleria de Sanidad. En consecuencia, sí es un buen momento para efectuar esta intervención”.

Además, “tras el confinamiento, algunas patologías oculares se han agudizado. Una de ellas, es la miopía, como consecuencia de que tanto el teletrabajo como el uso de ordenadores y dispositivos móviles, por encima de lo habitual, nos ha obligado a ejercitar la visión sobre todo en planos cortos. Ahora, es el momento de analizar esas patologías y ofrecer a cada paciente la solución más adecuada a su problema ocular”.

¿Cuál es el procedimiento para la implantación de una Lente ICL?

En primer lugar, hay que solicitar cita en la consulta oftalmológica. El especialista efectuará la revisión y el diagnóstico adecuado. En caso de que quien necesite que le sea implantada una Lente Intraocular o Lente ICL, se le efectuarán las pruebas oportunas y será el especialista quien decida si la cirugía es posible.

¿Cómo se realiza implantación de Lentes ICL?

Se trata de una cirugía que no requiere anestesia general. Tan sólo es necesaria anestesia local. El especialista efectúa una pequeña incisión en la córnea (de apenas 1,5 milímetros), imperceptible para los demás. Y es a través de esa incisión por donde se introduce la lente ICL. El cirujano ubica esa lente detrás del iris del ojo. La intervención dura entre 10 y 15 minutos por cada ojo. No se efectúa la intervención de ambos ojos el mismo día.

¿Qué ocurre después de la cirugía?

Es conveniente efectuar una revisión el mismo día de la intervención. Y otra, al día siguiente de la cirugía. A partir de ahí, hay que seguir las indicaciones del oftalmólogo. La recuperación es muy rápida.

Recuerda que…

  1. que las lentillas, las gafas y/o la cirugía láser.
  2. La Lente ICL se implanta dentro del ojo. Sin alterar su estructura.
  3. No ocasiona rechazo
  4. La Lente ICL utiliza el sistema de refracción del propio ojo
  5. Las Lentes ICL pueden reemplazarse o retirarse

¿Qué ventajas tiene que el tratamiento con Lentes ICL sea reversible?

Las cataratas son una patología visual producto de la edad. Se producen a causa del envejecimiento del cristalino. En caso de aparecer este problema, podemos extraer las lentes ICL, operar la catarata e implantar una nueva lente. Por tanto, la reversibilidad de la Lente ICL supone un activo a la hora de corregir, no sólo el problema para el que fue implantada como solución, sino también aquellos que puedan aparecer por otros motivos posteriormente.

¿Me molestará la Lente ICL en mi día a día?

La Lente ICL se adapta perfectamente a la forma del ojo. En consecuencia, no tiene por qué aparecer ninguna molestia relacionada con su implantación. La Lente ICL se implanta enrollada y, una vez dentro del ojo, se despliega para adquirir la forma suave y flexible que la caracteriza y que corregirá los problemas de visión del paciente, favoreciendo la recuperación de su salud ocular.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita