Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diabetes: Cuando peligra la visión

• La diabetes puede llegar a causar graves ceguera, explica el director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante, doctor Chipont



Diabetes: cuando peligra la visión. La diabetes es capaz de infligir serios daños a la visión. Puede llegar a producir ceguera y afectar fundamentalmente a cuatro patologías o problemas de la visión: retinopatía diabética, edema macular, cataratas y glaucoma.

El doctor Enrique Chipont, director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante sostiene que en torno a 16 de cada 100 casos de ceguera se originan a causa de la diabetes. Concretamente, a causa de una enfermedad denominada retinopatía diabética. Unas cifras que invitan a la reflexión. No hay que olvidar que en torno a 14 de cada 100 españoles padece de diabetes y que el problema, lejos de reducirse, tiende a incrementarse. Sobre todo, si nuestros hábitos de vida no acompañan.

La retinopatía diabética, explica el doctor Chipont, es una enfermedad ocular que tiene su origen en la diabetes. Los altos niveles de azúcar en sangre pueden deteriorar paulatinamente los vasos sanguíneos de la retina. Hasta el punto de romperlos. Si esto sucede, si se rompen, pueden aparecer problemas visuales, que desemboquen en la pérdida de visión. La hipertensión, un mal control de la glucemia o el tabaquismo repercuten directamente en la aparición de la retinopatía diabética. Son factores de riesgo y pueden actuar como espoleta. Por tanto, agravar el problema. Además, en sus primeras fases, la retinopatía diabética suele ser silenciosa. De modo, que para evitar sorpresas posteriores resulta muy recomendable someterse a revisiones periódicas de la visión en caso de padecer diabetes.

Síntomas como la visión borrosa, la pérdida de visión la creciente dificultad para percibir los colores pueden estar relacionados con estadios avanzados de la enfermedad.

En estadios tempranos, el debilitamiento de las paredes de los vasos sanguïneos puede concluir en la rotura de esos vasos y, en ese caso, se produce una hinchazón en la retina, que los oftalmólogos denominamos edema macular. El edema macular puede distorsionar la visión y hasta concluir en ceguera. De hecho, es la primera causa de ceguera en personas afectadas por retinopatía diabética.

Quienes sufren de diabetes tienen el doble de posibilidades de padecer glaucoma. Lo importante, en este caso, es detectarlo pronto. Y, para ello, resultan esenciales las revisiones periódicas, al igual que ocurría con la retinopatía diabética.

Las cataratas son una opacidad del cristalino, subraya el director médico de Oftálica, doctor Enrique Chipont. Normalmente, producto de la edad. Sin embargo, quienes padecen de diabetes tienen más posibilidades de sufrir cataratas. Además, en enfermos de diabetes, pueden manifestarse a edades más tempranas consecuencia de que los altos niveles de azúcar en sangre pueden generar depósitos en el cristalino del ojo. La solución es quirúrgica.

La diabetes requiere cuidados y, en el caso de padecer la enfermedad hay que mantener una especial vigilancia, entre otras cuestiones, de los órganos visuales. Pero también seguir unos hábitos de vida saludables, que incluyan una alimentación adecuada y, por supuesto, dejar de fumar.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita