Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrabismo infantil y estrabismo en adultos

El estrabismo afecta al 4% de los niños. Es una patología visual grave, al igual que el estrabismo de adultos. El doctor Chipont da las claves acerca de sus síntomas y tratamiento



El estrabismo es una afección ocular mucho más común de lo que parece. Consiste en la pérdida de paralelismo de los ojos. Uno, dirige la mirada a un punto, mientras el otro ojo se desvía y mira hacia otro lado. El estrabismo afecta gravemente a la visión, porque, para que sea correcta, ambos ojos deben dirigir la mirada hacia el mismo punto.

En el caso de las personas que sufren de estrabismo, sin embargo, cada globo ocular dirige la mirada a un punto distinto. En consecuencia, cada ojo envía una imagen diferente al cerebro, que termina por eliminar una de ellas. Esta circunstancia provoca otros problemas de visión derivados del estrabismo, como el ojo vago.

No obstante, la agudeza visual del ojo alineado se mantiene porque su conexión con el cerebro funciona bien. En consecuencia, se convierte en el ojo dominante.

Niños y adultos pueden sufrir estrabismo y padecer sus consecuencias.


Estrabismo infantil

El estrabismo infantil afecta al 4 de cada 100 niños. Es una patología visual grave. Necesita evaluación inmediata por parte del especialista. En este caso, en oftalmología pediátrica.

El doctor Enrique Chipont, dirige el equipo médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante y es especialista en oftalmología pediátrica y estrabismo, así como miembro de la Sociedad Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo.

El doctor Chipont sostiene que “existen varios tipos de estrabismo. Cada persona presenta un estrabismo particular. Hay que valorar las causas que han provocado el estrabismo en cada persona para poner en marcha el tratamiento más adecuado en cada caso”.

En todo caso, si los ojos se desvían hacia adentro, hablaremos de esotropía u ojos cruzados. Si se desvían hacia afuera, se llama exotropía. Pero, si la desviación es hacia arriba, hablamos de hipertropía. Y, si es hacia abajo, de hipotropía.

Nombre

Desviación del ojo

Esotropía (ojos cruzados)

Hacia adentro

Exotropía

Hacia afuera

Hipertropía

Hacia arriba

Hipotropía

Hacia abajo

 

“El estrabismo no siempre es perceptible a simple vista”, indica el doctor Chipont. En ocasiones, sólo es perceptible en condiciones excepcionales. Cuando el pequeño se encuentra cansado o bien está observando algo muy próximo.

 

¿Cuándo se manifiesta el estrabismo infantil?

“El niño puede nacer con estrabismo o bien desarrollarlo en sus primeros años de vida. Lo habitual es diagnosticarlos entre el año y los cuatro años de vida, aunque excepcionalmente puede desarrollarse después de los 6 años. En este caso, conviene que el especialista descarte otros problemas”, explica el doctor Chipont.


¿Es el estrabismo una enfermedad hereditaria?

Los niños con familiares estrábicos tienen probabilidades de heredar esta enfermedad. Explica el doctor Chipont.

Si bien la mayoría de los niños no tiene problemas asociados, es posible que en algún caso los niños con estrabismo pueden tener algún tipo de trastorno que afecta al cerebro, caso de parálisis cerebral, síndrome de Down, hidrocefalia (exceso de líquido en el cerebro), tumor cerebral o haber nacido prematuramente.

De ahí, también, explica el doctor Chipont “la importancia de efectuar las revisiones oportunas cuanto antes para diagnosticar el estrabismo”.


Tres indicios de estrabismo infantil

El doctor Chipont enumera tres indicios que nos pueden hacer pensar que nuestro hijo/a padece estrabismo infantil. Si cree detectarlos en su pequeño, acuda cuanto antes al oftalmólogo pediátrico.

  1. Si los ojos del niño apuntan en distintas direcciones al mismo tiempo. 
  1. Si el niño cierra un ojo o inclina la cabeza cuando mira un objeto. 
  1. Si el niño entrecierra un ojo cuando hay luz solar intensa.

El doctor Chipont explica que “por supuesto, a estos tres factores hay que sumar el que implica que el niño advierta de que ve doble. Debemos tener claro que el estrabismo puede afectar al aprendizaje. Tanto en lo referente a la lectura como a otras funciones. De ahí, la importancia de un diagnóstico temprano”.

“En niños que aún no han desplegado la facultad del habla debido a su edad, la inclinación de cabeza o si entrecierra los ojos pueden ser indicios de un estrabismo”, añade. “Ellos no pueden transmitir que tienen un problema visual porque son tan pequeños que aún no saben hablar, pero lo evidencian con sus gestos. Por eso, debemos estar muy atentos a las reacciones del niño”.

 


¿Existen falsos indicios de estrabismo infantil?

El doctor Chipont explica que “en ocasiones, bebés de edades inferiores a un año parecen cruzar los ojos. Lo achacamos a un estrabismo, cuando en realidad no es así. Circunstancias puntuales en los detalles faciales pueden causarnos esta impresión”.

No obstante, el doctor Chipont subraya que “en todo caso, este es un diagnóstico que debe emitir el oftalmólogo pediátrico. Por lo que, ante cualquier indicio de posible estrabismo infantil, hay que visitar al especialista”.

 


¿Hasta que punto puede afectar el estrabismo a la visión de mi hijo?

El doctor Chipont destaca que la percepción de profundidad de visión puede verse afectada. La percepción de profundidad es la que nos permite medir la distancia a un objeto.  Además, en aquellas personas en que el estrabismo se manifiesta después de la infancia, “puede producirse un efecto de visión doble”.

Pero, ¿por qué se produce una visión doble?..., “porque al aflorar el estrabismo después de la infancia, el cerebro ya ha aprendido a procesar las imágenes de ambos ojos, y continúa haciéndolo. No discrimina una, como haría en la edad infantil. En consecuencia, sencillamente, la persona ve dos imágenes: es lo que se llama visión doble”.

 


¿Qué relación tiene la ambliopía u ojo vago con el estrabismo?

El doctor Chipont explica que “existen tres requisitos básicos para que consideremos que el niño tiene una visión normal. La imagen retinal, la agudeza visual, que debe ser igual en ambos ojos, y el alineamiento ocular.

Como el estrabismo es la pérdida de paralelismo de los ojos, y en consecuencia de la falta de alineación ocular, el estrabismo es una de las causas de la ambliopía, aunque no la única.

 

Estrabismo en adultos

El doctor Chipont subraya que el estrabismo no afecta sólo a los niños. También, los adultos pueden padecer la pérdida de paralelismo de los ojos. En números absolutos, cuatro de cada 100 adultos padecen de estrabismo, aunque comúnmente sigue siendo considerada como una enfermedad ocular asociada a la infancia.

 

Causas de estrabismo en adultos

 Según explica el doctor Chipont, estas son las causas más habituales del estrabismo en adultos:

Estrabismo infantil, que no fue tratado, no fue corregido adecuadamente, lo que ha permitido que evolucione y permanezca.

Algún tipo de traumatismo, que alteran la órbita ocular

Accidentes vasculares

Problemas neurológicos (parálisis en algunos nervios oculares)

Algunas enfermedades como la diabetes o las relacionadas con tiroides

Tumores, que producen alteraciones en la órbita ocular

 

El estrabismo en adultos suele traer aparejada lo que denominamos diplopía o visión doble. Ya sea ésta constante o intermitente. “En cualquier caso -apunta el doctor Chipont- supone un serio hándicap a la hora de realizar acciones que forman parte de nuestra cotidianeidad”.

Síntomas del estrabismo en adultos

Los síntomas del estrabismo pueden ser constantes o intermitentes. Aquí, te enumeramos cuatro. Si notas alguno de ello, acude de inmediato al oftalmólogo.

Ojos que parecen no estar alineados

Debilidad en el ojo o en su entorno

Cambios en la visión (visión doble, borrosa…)

Inclina o gira la cabeza para ver una imagen con claridad

 

¿Cómo afecta el estrabismo a la visión de una persona adulta?

Visión Normal

Visión estrábica

Los ojos envían una sola imagen al cerebro

Cada ojo envía una imagen al cerebro

El cerebro forma una imagen tridimensional

El cerebro no forma imagen tridimensional

Distinguimos percepción de profundidad

Pérdida de percepción de profundidad

 

¿Cuáles son los tratamientos para el estrabismo?

El doctor Chipont explica que “hay muchas técnicas dirigidas a la corrección del estrabismo. Sin embargo, lo realmente importante es la detección temprana, que resulta siempre fundamental para recuperar el paralelismo de los ojos”.

Por ello, “el principal consejo es que cuando adviertan el menor síntoma, acudan al oftalmólogo. Una pronta detección del problema supone un diagnóstico temprano y una rápida puesta en marcha del tratamiento adecuado a cada patología”.

El doctor Chipont explica que “en el caso del estrabismo, la cirugía sólo se aplica cuando el problema no puede solucionarse a través de otros procedimientos más conservadores. En Oftálica contamos con quirófano propio y efectuamos allí la cirugía”. Esa cirugía del estrabismo “tiene por objeto fortalecer o debilitar determinados músculos de los ojos. Con ello, lograremos una posición correcta y, en consecuencia, impediremos que los globos oculares se tuerzan, recuperando así la visión correcta”.

 

Estrabismo en bebés

El especialista subraya que “el mejor tratamiento siempre es la prevención. Por ello, y para evitar problemas posteriores, lo más importante siempre es llevar a cabo las revisiones pertinentes desde la infancia”.

“La revisión de los 7 meses puede arrojar ya datos claros acerca del estrabismo en el bebé. Ese diagnóstico temprano, nos permitirá poner en marcha un tratamiento con mucha rapidez. Esta circunstancia es muy importante para solucionar el problema”, agrega el doctor Chipont.

“No obstante -añade- ante el menor síntoma siempre es conveniente visitar al oftalmólogo. De ahí, que resulte trascendental efectuar un seguimiento a la visión de los más pequeños desde un primer momento”, concluye el doctor Chipont.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita