Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El teletrabajo agudiza la necesidad de operarse de presbicia y cataratas

• La cirugía combinada puede realizarse en una sola intervención, sin hospitalización y con anestesia local, explica el doctor Chipont



El teletrabajo ha agudizado la necesidad de recobrar totalmente la salud ocular y, muy especialmente, en lo concerniente a dos patologías: las cataratas y la presbicia. Ambas fruto del envejecimiento de los ojos.

El doctor Enrique Chipont, director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante explica que las cataratas son fruto de la opacificación del cristalino a causa de la edad, mientras la presbicia o vista cansada es la dificultad del ojo para enfocar bien de cerca a causa de la edad.

La presbicia -explica el doctor Chipont- suele aparecer en torno a los 50 años. “Uno de los síntomas más evidentes se produce cuando nos vemos obligados a alejar la mano en la que sostenemos el libro, la tablet o el móvil para ver correctamente las letras”.

Las cataratas, por su parte, generan un proceso paulatino de pérdida de visión. Nuestros ojos divisan lo que ven como lo harían si estuvieran mirando través del parabrisas del coche en un día de tormenta de agua y tierra.

“El principal problema de las cataratas es que convierte en dependientes a personas que no lo son, porque a través de un proceso paulatino, la catarata les va incapacitando para conducir, leer e incluso comer por si solos”, explica el doctor Chipont.



¿Qué ocurre si tengo que teletrabajar y sufro de presbicia?

“Posiblemente -explica el doctor Chipont- notaremos cansancio al forzar la vista y sentiremos la necesidad de tomar frecuentes descansos para descansar los ojos”.


Esta situación -agrega- “puede llevarnos a cometer errores al no apreciar correctamente pequeños detalles” y esa circunstancia “hará que tengamos la sensación continua de visión de baja calidad y nos pondrá nerviosos”.


“Todo este proceso -añade el doctor Chipont- incrementa nuestro grado de estrés al notar falta de efectividad y mayor lentitud en la ejecución de las tareas”.


En el caso de las cataratas “el problema es que cada vez veremos menos y peor, por lo que el teletrabajo acabará por resulta casi imposible”.

 


Cirugía combinada de presbicia y cataratas

El doctor Chipont explica que “hoy en día, es posible solucionar presbicia y cataratas y, por consiguiente este problema para teletrabajar, en un mismo acto quirúrgico. En esa intervención se corrige tanto la visión de lejos, como la intermedia y la de cerca, sustituyendo el cristalino por una lente trifocal”.


La cirugía combinada de cataratas y presbicia dura unos 15 minutos. No requiere hospitalización y se utiliza anestesia local. El paciente retoma su vida normal en apenas 48 horas.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita