Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La operación de cataratas. Cuanto antes mejor





Se trata de la principal causa de pérdida de visión en personas que superan los 60 años, que notan como su visión se convierte cada vez más borrosa, llegando a impedir rutinas habituales, como la conducción.

El doctor Enrique Chipont, director médico y especialista en Oftalmología de Oftálica, explica que “la intervención estándar en la cirugía de cataratas consiste en la extracción del cristalino y la implantación de una lente intraocular”

La Navidad es un periodo del año especialmente atractivo para disfrutar de la compañía de familia y amistades, pero puede ser también el momento idóneo para operar esas cataratas que han aparecido con la edad, que impiden una correcta visión y, en consecuencia, han convertido el sencillo hecho de ver a alguien o algo en un auténtico problema.

Quien las sufre pasa un tiempo de zozobra, porque casi sin darse cuenta ha pasado de ver con nitidez a tener una visión cada vez más borrosa. Con ello, resulta imposible el normal desenvolvimiento en la vida cotidiana y no digamos ya en actividades como el deporte o, simplemente, en la posibilidad de andar solo en casa o por la calle.

A día de hoy, las cataratas suponen la causa más habitual de pérdida de visión en personas cuya edad supera los 60 años. Las personas comienzan a percibir los objetos de un modo más borroso, como si los estuvieran viendo a través de un cristal traslúcido. Las luces resultan mucho más brillantes. Hasta que llega un momento en que el problema se agudiza de tal manera que resulta materialmente imposible llevar una vida normal y, evidentemente, rutinas como la conducción de un vehículo quedan lejos del alcance de quien padece este problema.

La catarata surge a consecuencia de una acumulación de proteínas en el cristalino. De ahí, que, como se ha dicho, el problema suela comenzar a una edad madura.

El primer paso para superar las cataratas es visitar al oftalmólogo, pero la solución definitiva pasa por operarse de cataratas. Según explica el doctor Chipont, “la intervención estándar en la cirugía de cataratas consiste en la extracción del cristalino y la implantación de una lente intraocular”.

La cirugía de cataratas se realiza con anestesia local. El tiempo estimado de intervención es de unos quince minutos “y permite una incorporación a la vida normal prácticamente a las 24 horas”, según explica el doctor Chipont. Algo más largo es el periodo de recuperación para continuar trabajando: “Se operan las cataratas de un ojo y en un plazo entre 7 y 15 días, el paciente puede desarrollar una vida laboral normal”.

Operarse de cataratas, por tanto, es una solución. “Es una cirugía muy agradecida, porque en pocos días, el paciente puede ver de lejos como lo hacía antes de sufrir este problema”, subraya el doctor Chipont.

La operación de cataratas es una de las intervenciones más demandadas actualmente. Los adelantos y mejoras en las técnicas quirúrgicas han convertido lo que antes era un problema de larga y dolorosa recuperación en una intervención que nos permite acabar con un problema grave, sino se actúa a tiempo, en un corto espacio.

Todo ello, invita a plantearnos el hecho de operarse de cataratas como el mejor regalo para esta Navidad. No se trata de un capricho sino de “una decisión que mejora notablemente la calidad de vida de las personas, porque le devuelve algo tanto tan importante como la visión que creía perdida”.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita