Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La diabetes, el enemigo silencioso de nuestros ojos




La diabetes, el enemigo silencioso de nuestros ojos

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

Esta subida de azúcar produce la llamada  retinopatía diabética, la patología ocular más común entre este tipo de pacientes,

Hablamos de una patología que aparece cuando se producen cambios o daños en los vasos sanguíneos ubicados en la retina. Esa capa fina de tejido es sensible a la luz y se sitúa en la parte inferior del ojo, como explica el doctor Enrique Chipont, director médico y especialista de Oftalmología de Oftálica.

La retinopatía diabética afecta, la mayoría de las veces, a ambos ojos. Y  normalmente no genera síntomas, pero a medida que avanza, puede causar la pérdida completa o parcial de la visión y llega a ser irreversible.

Cuando se presenta es debido a que  el paciente  ha pasado por un proceso continuo de diabetes y una ausencia de chequeos médicos, hablamos del enemigo silencioso.

Existen diferentes métodos para prevenir esta enfermedad o, en su defecto, el progreso de la misma. Lo recomendable, coinciden los especialistas, es realizar las revisiones oftalmológicas anuales como forma de prevención.

En principio, la retinopatía diabética es asintomática. “Es únicamente cuando la enfermedad avanza que el paciente empieza a tener visión borrosa y a detectar ‘cuerpos extraños’ en el ojo sin necesidad de tener nada por dentro”, destaca el doctor Chipont.

 

Tratamientos para combatir la Retinopatía Diabética

Desde el primer momento en que se diagnostica la retinopatía diabética es necesario llevar un seguimiento exhaustivo para ir tratándola y evitar que no vaya a más.

En la primera fase no es necesario un tratamiento, pero a partir de que el oftalmólogo vea que se crean nuevas vasos sanguíneos en la retina o que se está desarrollando un edema macular, sí que se comenzará con un tratamiento, siendo la cirugía ocular el principal tratamiento para combatir esta enfermedad.


Cirugía con láser

La cirugía con láser es el principal tratamiento y consiste en crear pequeñas quemaduras en la retina (fotocoagulación) que sirven para evitar que los vasos anormales que se encuentra en la retina proliferen o directamente para que vayan encogiendo.

Vitrectomía

Otro tratamiento empleado es la cirugía denominada vitrectomía. Este tratamiento se utiliza cuando ya existe una hemorragia en el ojo, aunque también se puede utilizar para tratar el desprendimiento de la retina.

Otros tratamientos que ayudan a evitar la proliferación de los vasos sanguíneos anormales que se encuentran en el ojo son los fármacos que se inyectan en el globo ocular.

Es sumamente importante realizar revisiones periódicas a los pacientes que padecen de diabetes con el fin de prevenir problemas oculares derivados de la diabetes.

 

 

Otras patologías  asociadas a la diabetes

El riesgo de pérdida de visión en personas diabéticas es 25 veces mayor que en el resto de la población. Pero existen otras enfermedades oculares que pueden asociarse de la diabetes como:

Catarata: Cuando existe opacidad del cristalino del ojo.

Glaucoma: El glaucoma consiste en el aumento de la presión en el ojo, llegando incluso a producir ceguera.

Edema macular: Se produce una visión borrosa derivada de la filtración de líquido en la zona de la retina que suministra la visión aguda central.

Desprendimiento de la retina: El proceso de cicatrización puede llegar a provocar que parte de la retina se desprenda, dando lugar a una perdida muy importante y grave de la visión.

 



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita