Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hipertensión: el enemigo silencioso de la vista

El doctor Chipont advierte de los peligros de hipertensión arterial para la vista y de cómo afecta a la retina



El próximo 17 de mayo es el Día Mundial de la Hipertensión, cuyo objetivo es la concienciación, promoción y difusión de los esfuerzos que se llevan a cabo para prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial.

La hipertensión arterial es el primer factor de riesgo de enfermedades cardiacas. Su lema #ConozcaSusCifrasdePresiónArterial tiene por objeto que nos interesemos por conocer cuál es nuestra tensión. La hipertensión es un enemigo silencioso, cuyos síntomas pueden manifestarse cuando esa tensión es ya muy elevada.

La hipertensión arterial afecta a 4 de cada 10 personas de más de 18 años. Está considerada una patología crónica y sus efectos, con el paso de los años, si no se llevan los cuidados adecuados, pueden resultar devastadores para el ser humano.

El aumento de la tensión arterial tiene consecuencias en todo el organismo. En este sentido, la retinopatía hipertensiva es el conjunto de alteraciones que se producen en la retina de nuestros ojos y tienen como origen el aumento de la tensión arterial.

El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica, doctor Enrique Chipont, subraya que la hipertensión arterial puede causar problemas en la visión, tales como neuropatía óptica isquémica, la oclusión de la vena retiniana, la oclusión de la artería retiniana y coroidopatía hipertensiva.

  • Neuropatía Optica Isquémica.es una pérdida de visión central, lateral o de las dos, que se manifiesta de forma repentina, debido a que el nervio óptico se queda sin circulación sanguínea al inflamarse las arterias que nutren de sangre al nervio óptico.
  • Oclusión Arterial Retiniana está originada por un fallo en el riego. Ese fallo causa una pérdida de visión indolora, normalmente en un solo ojo. 
  • Oclusión de Vena Retiniana se produce al obstruirse la vena a causa de un trombo. Causa una pérdida de visión sin dolor, pero que puede ser de más leve a más grave y que comienza de repente.
  • Coroidopatía hipertensiva que se produce en los casos más graves en los que se ve afectada una membrana denominada coroides, ubicada cerca de la retina. La coroidopatía hipertensiva puede llegar a afectar al nervio óptico. 


Principales factores de riesgo de la retinopatía hipertensiva

El doctor Chipont sostiene que, entre los principales factores de riesgo para la retinopatía hipertensiva se encuentran “el tabaco, los malos hábitos alimenticios, la obesidad o la edad (personas por encima de los 50 años). Por eso, siempre recomiendo dejar de fumar y llevar una dieta sana y equilibrada”.

La retinopatía hipertensiva puede no presentar síntomas previos. “De ahí -explica el doctor Chipont- la importancia de prestar atención constante a las posibles alteraciones de nuestra visión”.

En este sentido, el consejo del especialista es “acudir al oftalmólogo ante cualquier síntoma o sospecha. La retinopatía hipertensiva puede no avisar y afectar gravemente nuestra capacidad visual en muy poco tiempo”.

En cuanto a los síntomas, destacaremos cuatro, si bien son variados en función del tipo de retinopatía y el momento de evolución en que se encuentran:

  • Disminución del grosor de los vasos sanguíneos.
  • Presencia de cruces anómalos entre las arterias y las venas.
  • Aneurismas al dilatarse los vasos.
  • Hemorragias en la retina.

 

¿Cómo se diagnostica la retinopatía hipertensiva?

Para el diagnóstico, el doctor Chipont sostiene que resulta indispensable un estudio de fondo de ojo y un control estricto de la presión arterial. Especialmente, si la persona potencialmente afectada es hipertensa. En este último caso, el consejo del especialista es “someterse a revisiones periódicas para mantener un cierto control sobre el problema”.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita