Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El doctor Chipont alerta de que la vista cansada se ha multiplicado en menores de 45 años durante la pandemia

• El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica apunta que “tanto los adultos como los niños estamos usando muchísimo la visión cercana”



El notable incremento del teletrabajo, las clases online y la sobreutilización de dispositivos móviles han aumento mucho las horas ante las pantallas, generando que determinados problemas y patologías visuales se hayan agudizado. 

La presbicia o vista cansada ha aumentado entre personas menores de 45 años. El motivo es que estamos utilizando muchísimo la visión cercana”, explica el director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica doctor Enrique Chipont.

“Durante la pandemia, existe una serie de problemas visuales derivados, directamente, de la infección por coronavirus. Aparte de ello, de la infección directa, hay otra serie de patologías asociadas a otras cosas que nos han venido. Por ejemplo, el excesivo uso de las pantallas”, explica el doctor Chipont.

En este sentido, el director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica afirma que la vista cansada, “se ha disparado por debajo de los 45 años. Hay muchas personas con 42-43 años que están notando que les cuesta mucho ver de cerca”.

“La vista cansada -explica- siempre se ha manifestado en torno a los 45 años. Pero ahora estamos obligando mucho a trabajar al ojo en visión cercana. Y se nota”.

 

¿Qué es la vista cansada?

La presbicia o vista cansada es la dificultad del ojo para enfocar bien de cerca a causa de la edad. Es la principal anomalía visual por encima de los 45 años. La sufren 9 de cada 10 personas. Su solución es quirúrgica. La implantación de lentes intraoculares trifocales permite decir adiós a las gafas y ver perfectamente tanto a corta como a media y larga distancia. Es el cerebro el que selecciona en cada momento el enfoque más adecuado. 

La cirugía de presbicia dura 15 minutos. Es ambulatoria, lo que significa que el paciente se va a casa tras la intervención. Y la anestesia es local.

Algunos de los síntomas que nos advierten de que podemos padecer presbicia son los dolores de cabeza, la fatiga visual o la dificultad para enfocar objetos cercanos. Un gesto muy característico del paciente con presbicia es el de estirar el brazo en que sostiene el libro o el móvil para poder ver bien sus letras, escribir por WhatsApp o buscar un número de teléfono.

Y dos consecuencias de fijar su visión en pantallas para desarrollar el teletrabajo es el dolor de cabeza o la fatiga visual.

Estamos usando muchísimo la visión cercana”, subraya el doctor Chipont. “En niños -añade- es muy frecuente el aumento de la miopía y el cansancio ocular. Los niños no tienen vista cansada. Pero, sí es verdad, que llegan con dolor de cabeza. Les cuesta mucho estudiar. Todo ello, está relacionado muchas veces con el confinamiento. Aunque vayan a clase, están muchas horas en casa. Y el cansancio les afecta bastante”, destaca el doctor Chipont.

 

La cirugía ocular es segura aún en pandemia

El consejo del especialista es que “en caso de percibir algún posible síntoma, lo indicado es es acudir al oftalmólogo. En Oftálica, guardamos todas y cada una de las medidas y recomendaciones de las autoridades sanitarias para que la clínica sea un espacio seguro”. ”En caso de que la patología o problema visual pueda requerir de una intervención quirúrgica es tanto más urgente acudir al oftalmólogo”, sostiene.

“Las patologías oculares no se van. No porque no las diagnostiquemos se van a ir. Hay personas que pueden pensar: ‘ya me operaré’. Esas personas deben saber que, ahora mismo, un quirófano es el lugar más seguro del planeta”.

“Todo el personal -añade- lleva mascarilla, incluso doble. Contamos con unos filtros purificadores de aire superiores en calidad, prácticamente, a los que pueda haber en cualquier sitio. Un quirófano es una sala estéril. En la especialidad de Oftalmología, la cirugía es muy rápida. La cirugía de catarata dura entre 10-15 minutos. La intervención quirúrgica se efectúa en un ambiente estéril. Y una vez terminada la cirugía, el paciente vuelve a su domicilio”.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita