Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo daña los ojos en verano el exceso de exposición al sol"

Procure evitar la sobreexposición al sol en las horas centrales del día



Con la llegada del verano, aparecen nuevos problemas oculares. Muchos de ellos, están relacionados con los efectos que el exceso de exposición a los rayos ultravioleta del sol produce en nuestra visión.

De hecho, se estima que el riesgo de sufrir una enfermedad ocular durante el verano se incrementa más de un 25%, como consecuencia del aumento de la radiación de los rayos ultravioleta y de la mayor exposición al sol.

El director médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante, doctor Enrique Chipont, subraya que “el exceso de exposición a los rayos solares no sólo provoca daños en los ojos, sino que, además, los daños oculares que produce son acumulativos”.

“El exceso de exposición a los rayos ultravioleta, sobre todo en verano, -añade- puede también agravar otros problemas o patologías oculares que ya padezcamos. Debemos tener en cuenta que la sobreexposición a los rayos ultravioleta puede dañar los tejidos de la superficie del ojo, así como la córnea y el cristalino”.

“Cada vez que se toma el sol en exceso y sin la protección adecuada, aumenta el riesgo de padecer una enfermedad grave relacionada con esta causa”, añade.

 

Queratitis y Conjuntivitis

Los rayos del sol aumentan la posibilidad de sufrir queratitis (inflamación de la córnea) y conjuntivitis (inflamación o infección de la membrana transparente entre el párpado y el globo ocular), por ejemplo, entre otros problemas.

El exceso de exposición al sol puede provocar problemas visuales reversibles, como las irritaciones, el ojo seco e incluso algunos tipos de quemaduras corneales, o irreversibles, que son aquellos que generan tal daño en la retina que pueden llegar a provocar ceguera.

Además, explica el doctor Chipont, “el exceso de exposición al sol puede influir en el agravamiento o aparición de diversas patologías de las que, quizás, la más conocida sean las cataratas, porque el cristalino puede verse afectado, pero también determinados tipos de cánceres oculares o problemas relacionados con el crecimiento anormal de los ojos, como el pterigión”.

 

¿Cómo evitar que los rayos ultravioletas perjudiquen mis ojos?

El doctor Chipont sostiene que “en primer lugar, es conveniente someterse a una revisión visual anual, que certifique el estado de nuestra visión para dar respuesta a sus necesidades”.

Es importante evitar la exposición al sol en las horas centrales del día. Debemos tener en cuenta que entre las 10 y las 16 horas se concentra la mayor influencia de los rayos ultravioleta, lo que nos debe hacer especialmente cautelosos en esa franja horaria”.

“También resulta conveniente utilizar gafas de sol y sombreros, tanto en pequeños como adultos, porque de lo que se trata es de proteger adecuadamente los ojos para evitar posibles daños”.

“Debemos ser conscientes de que tomar un poco el sol cada día nos permite disfrutar de todas sus ventajas, mientras que un exceso de exposición es perjudicial tanto para la visión como para todo el cuerpo”, concluye el doctor Chipont.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita