Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 71 por ciento de la población sufre cataratas a partir de los 70 años

El único tratamiento realmente efectivo es la cirugía



El 36 % de la población sufre cataratas a partir de los 50 años, porcentaje que asciende al 49 por ciento en la franja de entre 60 y 70 años y a un 71 por ciento si se trata de personas de entre 70 y 80. Las cataratas ocasionan pérdida total o parcial de la visión y la cirugía ha demostrado ser hasta el momento el único tratamiento eficaz.

Según el doctor Enrique Chipont, director médico de Oftálica, explica que “una catarata es una nubosidad  en el cristalino del ojo que dificulta la visión y  las cataratas son un problema que toda la población va a padecer en algún momento. Por lo tanto la prevención y las revisiones periódicas son fundamentales para preservar la visión”.

Según el doctor Chipont, existen factores,  al margen de la edad, que pueden anticipar la aparición de cataratas. Un golpe, una punción, un corte, el calor intenso o una quemadura causada por agentes químicos son factores que puede lesionar el cristalino dando lugar a una catarata traumática. Existen enfermedades o condiciones que también propician la aparición de cataratas como la diabetes, la inflamación de ojos, los antecedentes familiares, el uso prolongado de corticoides u otros medicamentos, la frecuente exposición a la radiación, el tabaquismo e incluso el haber sido intervenido quirúrgicamente por otro problema ocular.

Cómo saber que sufro de cataratas

Según el tamaño y la localización de las áreas de opacidad del cristalino, una persona puede o no darse cuenta de que está desarrollando una catarata. Por ejemplo, si ésta se localiza en el borde externo de la lente, la vista no sufre cambios; pero si la opacidad está situada cerca del centro de la lente, generalmente interfiere con la visión. A medida que las cataratas aumentan, la visión puede hacerse más borrosa. Esta disminución de la agudeza visual es uno de los síntomas más claros y típicos en las personas que están desarrollando una catarata.

El doctor Chipont advierte que, “también se puede llegar a producir una alteración en la percepción de los colores. Y en muchos casos se puede llegar a producir una diplopía (visión doble en el ojo en el que se está produciendo la catarata).

La catarata más frecuente es la catarata senil, que aparece habitualmente entre los 65 a los 70 años. Pero este dato no es totalmente preciso, ya que pueden existir personas que las desarrollen a una edad más temprana, en torno a los 55 años, e incluso puede haber gente que no las sufra hasta los 80.

El único tratamiento realmente efectivo es la cirugía de cataratas. Esta técnica consiste en extraer el cristalino opaco. Se realiza con ultrasonido, con el cual se hace una pequeña incisión de 3 milímetros por encima del ojo. Luego se elimina la catarata, y por la misma herida se coloca una lente intraocular de acrílico plegable que reemplaza el cristalino opaco. Como la herida es tan pequeña, no se necesitan puntos de sutura aunque algunos médicos colocan algún punto de seguridad. 



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita